herbicida

La Atrazina

La Atrazina

La fuerte dependencia de la agricultura de fertilizantes y plaguicidas químicos sintéticos hace que, por ejemplo, más del 90% de los productores de maíz de EE.UU. dependan de los herbicidas para controlar las malas hierbas. Uno de los herbicidas más utilizados, la atrazina, también es uno de los plaguicidas más comunes en las corrientes y agua subterránea. Los costos ambientales y de cuidado de la salud estimados por el uso de pesticidas (dentro de los niveles recomendados en los Estados Unidos) son de alrededor de 12 mil millones de dólares al año.

En España, según el Registro estatal de de Emisiones y Fuentes Contaminantes o PRTR, la atrazina es un herbicida artificial utilizado para controlar el crecimiento de malas hierbas en la agricultura, inhibiendo el proceso fotosintético de las plantas.

Propiedades físicas.

La atrazina pura es un polvo blanco sin olor, no muy volátil, reactivo o inflamable. Su fórmula química es C8H14ClN5 y su masa molecular de 215,7 g/mol.

Al calentarla intensamente se descompone produciendo humos tóxicos, conteniendo cloruro de hidrógeno y óxidos de nitrógeno.

Punto de fusión: 173-177 ºC
Densidad relativa (agua=1): 1,2
Solubilidad en agua, g/100 ml a 25ºC: ninguna
Presión de vapor (Pa a 20ºC): muy baja

Fuentes de emisión y aplicaciones de la atrazina.

Este compuesto es utilizado fundamentalmente como herbicida en agricultura, generando lixiviaciones y contaminación de las aguas superficiales y subterráneas. También es utilizado como herbicida no selectivo en terrenos industriales.

Al ser una sustancia de origen antropogénico, no se conocen fuentes naturales de emisión.

Efectos sobre la salud humana y el medio ambiente.

En los seres humanos, a exposiciones de corta duración provoca el enrojecimiento de los ojos y puede causar efectos en el sistema nervioso central. Si la exposición es prolongada o repetida puede producir dermatitis o sensibilización de la piel, puede afectar al hígado y al riñón.

Este compuesto está clasificado como peligroso para el medio ambiente y muy tóxico para los organismos acuáticos, no obstante para las aves el nivel de toxicidad es bastante escaso. Tiene un bajo nivel de bioacumulación en peces, pero es altamente persistente en el suelo (hasta un año), lo que puede provocar lixiviaciones y contaminación de las aguas subterráneas cercanas. A nivel global no existen efectos medioambientales significativos.

Una vez incorporada en el suelo, la atrazina puede ser incorporada por las plantas o degradada durante un periodo de días a meses. También puede pasar a arroyos o aguas subterráneas donde permanecerá periodos de tiempo mayores ya que su degradación en este medio es lenta. En el aire, la atrazina puede ser degradada por reacciones con sustancias químicas del aire. No se acumula en la cadena alimentaria.

Riesgos y consejos de prudencia en su manipulación.

Frases de Riesgo

R43: Posibilidad de sensibilización en contacto con la piel.
R48/22: nocivo; riesgo de efectos graves para la salud en caso de exposición prolongada por ingestión.
R50/53: Muy tóxico para los organismos acuáticos, puede provocar a largo plazo efectos negativos en el medio ambiente acuático.
Consejos de prudencia.

S2: Manténgase fuera del alcance de los niños.
S36/37: úsense indumentaria y guantes de protección adecuados.
S60: Elimínense el producto y su recipiente como residuos peligrosos.
S61: Evítese su liberación al medio ambiente. Recábense instrucciones específicas de la ficha de datos de seguridad.
Fuente: ECHA (European CHemical Agency).

La Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades de EE.UU. en un resumen para la salud pública sobre la atrazina fechado el 06 de mayo de 2016 indica que esta sustancia podría tener efectos nocivos para la salud.

Ver el resumen en español

Publicado por gfbultrasonidos en Artículos, 0 comentarios
El glifosato

El glifosato

Hace décadas que se viene permitiendo el uso del glifosato. En marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo clasificó como “probablemente cancerígeno”, un peligroso herbicida de la multinacional Monsanto, que está en proceso de compra por parte del gigante químico Bayer, utilizado para eliminar “malas hierbas” de campos, carreteras, vías férreas, calles y parques.

En verano de 2016, la Comisión Europea, a pesar de los grupos de presión, decidió no renovar por diez años la licencia al glifosato, haciéndolo por sólo 18 meses, es decir hasta finales del presente año.

Los días 5 y 6 de octubre se reúne un Comité de Expertos de los Estados miembros (Comité Permanente de Plantas, Animales , Alimentos y Piensos), en el seno del cual los estados miembros debatirán y votarán sobre esta re-autorización..

Los detractores del glifosfato indican que existen muchas alternativas a los herbicidas tóxicos, como las rotaciones de cultivo, los cultivos con mulching vivo, los policultivos, los barbechos semillados, la combinación planta-animal y la correcta gestión del pastoreo y de la materia orgánica. Además, creen que muchas de las plantas adventicias o acompañantes que se pretenden eliminar con herbicidas son útiles e importantes en el ecosistema. Sobre todo con una buena gestión.

Por otro lado, los defensores del glifosato aducen que una de las ventajas de este herbicida es su baja toxicidad y lo rápido que se degrada en el medio ambiente, lo que impide que se acumule en acuíferos.

Mientras numerosas organizaciones ecologistas y de otros ámbitos de la sociedad civil se oponen a esa prórroga y más de un millón de personas ha firmado una petición en ese sentido, Copa-Cogeca —la principal agrupación de productores agrícolas del continente— pide su mantenimiento. En un comunicado, han advertido del riesgo de dejar a los agricultores europeos en posición de desventaja frente a los extracomunitarios, y ha pedido confianza en la evidencia científica sobre la seguridad del glifosato.

Independientemente de la decisión comunitaria, los países, regiones o ciudades pueden vetar su uso de forma interna. En España, Barcelona lo prohibió en 2015 y la Comunidad de Madrid veto el año pasado su uso en las carreteras de su competencia. Francia (el mayor productor de alimentos comunitario), Austria y, a juicio por el tuit de su ministro de Agricultura, también Italia, son los únicos Estados de la UE que han manifestado públicamente su oposición a la continuidad del glifosato. Aunque París parece haber relajado su posición y se ha mostrado abierto a una renovación transitoria antes de su prohibición total.

Publicado por gfbultrasonidos en Artículos, 1 comentario